Si es la primera vez que te enfrentas a convivir con un cachorrito encantador, creemos que el siguiente post, el primero de varios que dedicaremos al cachorro, te puede venir muy bien.

Porque a todos se nos cae la baba, pero la verdad, también hay momentos duros: las mismas cosas que nos dan tanta ternura, también nos agotan porque son eso: Cachorros.

 

5 CLAVES PARA LA CORRECTA SOCIALIZACIÓN DE TU CACHORRO

Todo el mundo de la etología y adiestramiento canino está de acuerdo en que hay una estrecha relación entre una buena socialización del cachorro y su comportamiento cuando es adulto.

Pero ojo, no se trata de meterlo el primer día en un parque de perros que no conozco, ni en medio de la Gran Vía; las malas experiencias se quedan grabadas también, por lo que hay que tener cuidado, ir progresivamente y entender la importancia de esta etapa.

 

1 – Atento a la edad de tu cachorro

La fase de Socialización va de la semana 8 a 12 o algunos hasta incluso las 15. 

Esta etapa y en particular el tercer mes es crucial, hay que exponerle a todos los estímulos y situaciones que se vaya a encontrar. Esto es porque en estas semanas el cachorro tiende a generalizar: si se cruza con 5 perros desconocidos  buenos, ya generaliza: “todos los perros son buenos”. Mientras que después, tiende a discriminar: hay que presentarle muchísimas veces el estímulo en situaciones variadas para que acabe por entender que “todos o casi todos son buenos”.

Aunque algunos adiestradores ponen la tercera semana como comienzo de la socialización, es muy aceptado y a nuestro entender más correcto hablar de la fase de impronta, que va desde la semana 4 a la 8 aproximadamente y en la que sobre todo aprende de la madre y los hermanos a no morder fuerte, a comunicarse, la jerarquía…

A las 8 semanas no está protegido por todas las vacunas pero bien en brazos, bien en zonas limpias, en casas de amigos… se le pueden ir presentando los diferentes estímulos que encontrará en su vida.

 

2 – No te obsesiones con que tu perro juegue con otros perros

De lo que se trata es que el perro crezca pudiendo vivir en sociedad, que tenga una buena comunicación con otros perros, que se acostumbre a la gente, que tenga curiosidad y tolerancia por los nuevos estímulos, siendo capaces de gestionar el estrés (pequeña activación que ocasionan las cosas desconocidas).

No se trata de que el perro sea obligatoriamente un perro de parque y quiera estar siempre jugando con perros.

De lo que se trata es de que se comunique con el otro perro, le dé las señales de que quiere que lo deje en paz o de que no busca problemas de manera correcta. Si no quiere jugar en el parque y prefiere perseguir conejos por el campo, no vamos a cambiar esto con socialización.

 

3 – Preséntale el mundo poco a poco 

Los estímulos hay que presentarlos de manera gradual, sin forzar a tu cachorro (de manera natural) y que sean variados.

Es decir, tiene que ver perros, pero no le meto con 20 perros que ni conozco, con que vea a algún perro cada día, es suficiente y deben ser perros que sepamos que son equilibrados, para que sea divertido, 

una buena experiencia. Y si pueden ser perros distintos de tamaño, raza, energía, pues mejor. Incluidos perros que hacen ruido al respirar, que con frecuencia producen rechazo si no se les acostumbra desde un inicio. 

Tiene que ver personas, pero poco a poco, al principio que venga alguien a 

casa, le dé alguna chuche, le acaricie cuando se le acerque.

Pero siempre tiene que ser el cachorro el que se acerque, no forzarlo, que sea algo natural y agradable.

 

4 – Ojo con las malas experiencias

También generalizan las malas experiencias por lo que una mala experiencia en esta etapa se le quedará grabada y requerirá mucho trabajo que deje de tener un miedo originado por una mala experiencia ocurrida durante la socialización.

Por eso es también importante que todo sea gradual y agradable. Evitar demasiado bullicio, evitar sonidos muy fuertes y empezar con grados más bajos, más distancia, evitar que se encuentre entre perros que no sé cómo van a reaccionar, niños que le puedan agobiar o incluso hacer daño…

 

5 – Cómo y qué vamos a presentarle

Se debe exponer al cachorro a todo lo que se pueda encontrar en su rutina diaria o de manera habitual.

Aquí te dejamos un listado de situaciones, gentes y ruidos que sería bueno que fuera experimentando tu cachorro para que te sirva de guía:

  • Personas: de diferente constitución, con abrigo, sombrero, muletas, carritos de compra, silla de ruedas, bastón, con mochila o bolsas voluminosas, idealmente personas negras también. Si al principio, algunos amigos le dan chuches en casa y luego nos vamos a acercando a los diferentes tipos de personas y le acarician o le damos comidita.
  • Perros: diferentes tamaños y colores y como hemos dicho antes, también los perros tipo bull dog, que hacen ruido cuando respiran.
  • Estímulos habituales de la calle: bicis, coches, patinetes, motos, maquinaria de obras (ojo, con distancia al principio) y si les presta atención o duda, le damos chuches.
  • Estímulos de casa: aspirador, ruido de electrodomésticos…
  • Ruidos: podemos reproducir ruidos fuertes para que no tenga miedo luego a petardos o tormentas, pero empezando por intensidades muy pequeñas, por ejemplo, explotar un globo en otra habitación con la puerta cerrada o cualquier otro sistema que se os ocurra pero lo más importante es que la intensidad inicial sea muy baja.
  • Superficies: Brillantes, resbaladizas, trámex… sin obligarle, y  llamándole con chuches
  • Manipulación para poder luego limpiarle oídos, ojos, cortarle las uñas… incluido tren trasero para no tener problemas en el veterinario. 

 

 

Como ves, socializar a tu perro no es sólo cuestión de llevarlo al parque a que juegue con otros perros. Es acostumbrarlo de manera progresiva y positiva a todos los estímulos que se va a encontrar a lo largo de su vida. Desde aquí te animamos a que dediques tiempo a ayudar a tu perro a superar diferentes situaciones y que crezca sin miedos, pudiendo vivir tranquilamente en nuestro entorno y disfrutando de su vida en la ciudad.

Share This
X